mercoledì 9 novembre 2016

Terra.com
El  Papa Francisco advirtió hoy contra la deslealtad, el "doble juego" y la búsqueda de poder en la Iglesia católica, asegurando que esas tentaciones son obstáculos peligrosos para todos los cristianos. En el sermón de su misa matutina, en la capilla de la Casa Santa Marta del Vaticano, el Papa insistió que el poder no es el camino para "convertirse en el siervo del señor" y, por el contrario, se trata de una tentación que se debe evitar. "Cuántas veces hemos visto, quizás en nuestra casa: '¡aquí mando yo!'. Y cuántas veces, sin decirlo, (...)