mercoledì 9 novembre 2016

Vaticano
ACI
 El Papa Francisco centró su catequesis de la Audiencia General en la visita a los enfermos y a los que están recluidos en la cárcel y necesitan conocer el amor de Dios. Así, destacó que “¡Una visita puede hacer sentir a la persona enferma menos sola y un poco de compañía es una óptima medicina! Una sonrisa, una caricia, un apretón de manos son gestos simples, pero muy importantes para quien se siente estar abandonado a sí mismo”. (...)