lunedì 14 novembre 2016

Nuevo Heraldo
El padre José Luis Sánchez Ruiz es el tercer sacerdote en ser secuestrado desde septiembre en el estado de Veracruz, en la costa del Golfo de México. Los otros dos fueron hallados muertos a tiros pocos días después de su plagio. Aunque Sánchez Ruiz no fue asesinado, su secuestro atrajo nueva atención a las agresiones contra sacerdotes en México. Otro clérigo fue asesinado en septiembre en el estado de Michoacán, en el oeste de México. Los fiscales conjeturan que el robo pudo ser el motivo en los tres homicidios ocurridos este año. Sin embargo, varios sacerdotes dejaron entrever que podría haber otro móvil detrás del secuestro y tortura de Sánchez Ruiz. (...)