lunedì 7 novembre 2016

ElHeraldo.hn
Ante la ola de asesinatos que ocurren a diario en el país, el cardenal Óscar Andrés Rodríguez llamó a las personas que cometen hechos criminales a que “dejen de matar”. Ese fue el mensaje principal brindado ayer en la celebración de la homilía dominical. “Nadie le puede quitar la vida a nadie y los que matan están yendo en contra de Dios y lo peor es que nos acostumbremos en nuestra Honduras a que cada semana haya muertos por la violencia, no nos podemos acostumbrar a eso y tenemos que condenarlo siempre”, declaró Rodríguez. (...)