mercoledì 23 novembre 2016

reflexionyliberacion.cl
Queridísimos hermanos en el episcopado: Mi fe en nuestro Dios me dice que Él no puede no amarles. Con la sinceridad que sale de mi corazón les llamo «hermanos queridísimos». También llegó a Grecia el documento que entregaron a la Congregación para la Doctrina de la Fe y que fue publicado el lunes pasado por el sitio de «L’Espresso».   Antes de publicar el documento y antes aún de haberlo redactado, ustedes habrían debido presentarse al Santo Padre y pedir que los sacaran del Colegio cardenalicio. Además, ustedes no habrían (...)