lunedì 7 novembre 2016

Terra
Obispos, sacerdotes y fieles han sido convocados hoy en toda Francia a participar en las misas de penitencia por los abusos sexuales cometidos por clérigos católicos, para pedir perdón a las víctimas por su "silencio culpable". Los obispos franceses, reunidos en asamblea plenaria en el santuario de Lourdes, celebrarán una jornada de oración y ayuno a la que están llamados todos los creyentes, que podrán asistir en las parroquias del país a estas eucaristías de contrición. Según la conferencia episcopal gala, se trata, en primer lugar, (...)