domenica 27 novembre 2016

Tele13.cl
El nuevo rol de la Iglesia Católica en Cuba se consolidó en 2012 con la visita del papa Benedicto XVI y con la gira en 2015 del papa Francisco, al convertirse en artífice del deshielo entre Washington y La Habana. Enfrentada por décadas al fallecido Fidel Castro, la Iglesia Católica logró erigirse en Cuba como único interlocutor del gobierno de Raúl Castro, mediadora en la liberación de presos políticos y voz crítica de los cambios. Dejando atrás períodos de duro enfrentamiento en la década de 1960 o de difícil cohabitación desde los años 1970 a comienzos de los 1990, la Iglesia comenzó a ensanchar su espacio con la visita del papa Juan Pablo II en 1998 hasta sentarse en la mesa de negociaciones con Raúl en 2010. (...)