sabato 12 novembre 2016

pixabay.com
Los robos en los templos católicos no son raros. Hay registros de un caso que conmocionó a la ciudad hace 158 años. Incluso, este año se desmanteló una banda dedicada a atacar esos lugares sacros. El barrio Chicó amaneció ayer con la noticia del asalto a la iglesia Inmaculada Concepción, donde seis hombres atracaron a 15 personas. La Policía ofreció recompensa para quien delate a los sospechosos. Pese a la sorpresa, la situación no es nueva en la ciudad. (...)