martedì 8 novembre 2016

Terra
El papa Francisco remitió una carta, con una bendición especial, al padre del niño de 11 años que fue violado, asesinado y mutilado hace cinco meses atrás en la ciudad santiagueña de Quimilí. En la misiva, el pontífice expresó su dolor y manifestó su preocupación por el crimen atroz del niño santiagueño y el obispo de Añatuya, monseñor José Melitón Chávez, entregó la carta a Mario Salto, padre de la víctima. "Que en todo momento sientan la presencia bondadosa del Señor que infunde consuelo, fortaleza y esperanza", escribió el Papa, (...)