lunedì 12 ottobre 2015

Vaticano
Lunedì 12 ottobre: la giornata del Papa
(a cura Redazione "Il sismografo")  
*** Messaggi del Santo Padre ai partecipanti al IV Incontro nazionale dei Gruppi Missionari (Santiago de Estero, Argentina – 10-12 ottobre 2015) e alla II Conferenza mondiale dei popoli sul cambiamento climatico e la difesa della vita
Queridos hermanos: 
Los saludo con afecto y me uno espiritualmente a la celebración de ese IV Encuentro Nacional de Grupos Misioneros. Ojalá recordemos siempre que no podemos mostrar a los demás lo que nosotros mismos no hemos visto ni oído. Por eso, para ser misionero, antes de anunciar, de comunicar, es necesario ver. Ver a ese Jesús que se ha hecho pequeño para alcanzar nuestra debilidad, que ha asumido nuestra carne mortal, para revestirla de su inmortalidad y que viene cotidianamente a nuestro encuentro, para caminar con nosotros y tendernos su mano amiga en la dificultad.
Queridos hermanos, no olviden nunca el llamado, el primer encuentro con Jesús, el gozo con el que recibieron ustedes el primer anuncio, tal vez de sus padres, de sus abuelos, de sus catequistas o maestros. Y no dejen de rezar, de rezar los unos por los otros, de sostenerse mutuamente con la oración, y verán como Jesús, por medio de ustedes, y a pesar de su debilidad, obrará maravillas ante todos los pueblos.
No olviden tampoco que la misión, además de ser una pasión por Jesús, es una pasión por su pueblo: Dejémonos mirar por Jesús, pero aprendamos también a mirar como Jesús. Una mirada de ternura, de comprensión y de misericordia que nos lleve a tocar las llagas del Señor en la carne de
nuestros hermanos necesitados. Ver a Jesús en el otro purifica el corazón, liberándolo del egoísmo, de toda segunda intención, de todo deseo mundano.